ERES CREATIVO-

La mayoría de empresas y entidades creen que la inteligencia o el liderazgo son elementos fundamentales para triunfar. Y es cierto, son elementos fundamentales, pero no los más importantes. La creatividad es lo que hace al ser humano diferente de todos los otros seres vivos: es capaz de imaginar, relacionar conceptos imposibles y ser capaz de idear algo que no existe. La creatividad es lo que hace evolucionar el mundo, las ideas cambian la forma de vida y la sociedad.

Después, la inteligencia y el liderazgo son esenciales para la ejecución de esas ideas y para detectar su viabilidad, pero en ningún caso son cualidades más importantes que ser creativo.

Parece que la sociedad de la tecnología, la información y la especialización se está olvidando de lo más importante y lo que ha hecho que esté donde esté.

Por algún motivo la creatividad se está dejando en segundo plano y el panorama social actual, el auge de la modernización, abandona la esencia de la evolución y la innovación.

Por eso es necesario que se le vuelva a dar la importancia que merece y que todo el mundo se esfuerce para mejorar sus habilidades creativas que, al fin y al cabo, son lo que le hacen persona.

Para daros un empujón hacia la parte creativa de vuestro cerebro os dejamos dos pruebas : la primera, para identificar si sois personas creativas (si es que no, no os preocupéis, se puede entrenar) y para desarrollar el pensamiento divergente. ¿Y qué es el pensamiento divergente? Es aquel con el que comúnmente relacionamos el brainstorming, muchas ideas diferentes en poco tiempo.

La segunda prueba sirve para incentivar la parte creativa y relacional del cerebro y funciona tanto para personas que ya son muy creativas como para las que no lo son y quieren practicar. Además, sirve para incentivar el pensamiento convergente: obtener una solución a un problema rompiendo las barreras de lo común y pensando nuevos usos y utilidades a conceptos u objetos conocidos.

A continuación, os citamos la primera de las pruebas, ideada por uno de los psicólogos de más renombre en estudios sobre creatividad.

El test Guilford de pensamiento divergente: Se trata de un test ideado por J.P Guilford en 1967 que pone a prueba tu creatividad dándote dos minutos para pensar el máximo de usos posibles para un objeto ordinario, como una silla, una taza o un martillo.

Una vez creada la lista de utilidades se valora teniendo en cuenta distintos factores:

· Fluidez: Aquí se tiene en cuenta el número de ideas que se han anotado, la cantidad. Se obtiene más puntuación cuantas más ideas se hayan anotado.

· Originalidad: Se tiene en cuenta la singularidad de la idea. Es decir, cuán común es. En este caso se puntúan mejor aquellas ideas únicas y poco comunes.

· Flexibilidad: Este punto se refiere a cuantas áreas se cubren con las respuestas dadas. Es decir, si dijéramos que una cinta puede servir de coletero y de pulsera, diríamos que son de la misma categoría porque ambas cosas son complementos, así que puntuaría menos que encontrar usos dispares.

· Elaboración: Se valora la complejidad de la respuesta. Por ejemplo, si le estamos buscando usos a un ‘clip’, puntuaría más decir que sirve para mantener bien enrollados los auriculares del móvil que no decir que sirve como punto de libro.

Ahora que ya sabes los factores que se tienen en cuenta para valorar este test, ponte manos a la obra. Hasta puedes competir con un amigo!

A continuación os presentamos la segunda prueba , ideada por el psicólogo Karl Duncker en 1945 y pensada para ser resuelta de manera creativa.

El reto está ideado para incentivar la creatividad y, aunque en principio tiene una solución única, hay varias personas que han conseguido solventarlo de otras maneras. A los sujetos se les reparte una vela, una caja de chinchetas y un paquete de cerillas y se les pide que fijen la vela encendida en la pared de manera que no gotee cera sobre la mesa.  La prueba desafía la fijación funcional, un sesgo cognitivo que hace difícil el uso de objetos familiares de formas anormales.

foto post creativity

Te dejamos un rato para que lo pienses, luego encontrarás la solución al final de la página!

Estas dos pruebas intentan incentivar las dos formas de pensamiento relacionadas con la creatividad: el pensamiento divergente y el convergente. Además, ponen a prueba tus habilidades para descubrir si eres una persona muy creativa o si por lo contrario, podrías intentar entrenar un poco más esta habilidad que, aunque no lo creas, todos tenemos.

 

Si te han gustado estos problemas y te gustaría saber alguno más, comenta la publicación y pide temas y nuevos retos!

 

 

 

 

 

SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LA VELA:

Se vacía la caja de las chinchetas, se mete la vela dentro de la caja, se utilizan las chinchetas para fijar esta caja en la pared, finalmente se enciende la vela con las cerillas. Y voilá! La vela está fijada en la pared y la cera no llega a la mesa.

 

Read More →