“El EMBA en La Salle-URL me ha abierto nuevos focos de visión empresarial que para mí estaban escondidos”

Elisabet Figueras Elisabet Figueras forma parte del Grup Peralada después de impulsar su carrera profesional durante casi diez años en el Grupo Codorniu. Como directora de las bodegas de Raimat (Lleida), Elisabet Figueras fue responsable de enología y producción. Anteriormente, fue enóloga de las bodegas dentro del mismo grupo, donde desempeño tareas como responsable de la elaboración, del laboratorio e I+D. Previamente, fue responsable de la comunicación técnica del departamento de enología, realizando la gestión de estudios de investigación en enología del grupo, y creando y desarrollando la formación técnica para los comerciales de la empresa, así como de las tareas de bodega durante la vendimia en el centro de Sant Sadurní d’Anoia.

En 2015, tras ser nombrada directora de las bodegas de Raimat, decidió estudiar el Executive MBA de La Salle-URL (MBA. Máster Internacional en Gestión Empresarial) con el objetivo de adquirir una visión más amplia de la compañía, mediante los conocimientos adquiridos en el programa.

Soy la cuarta generación en una familia de viticultores del Penedés, así que prácticamente aprendí a andar entre viñas. Después de licenciarme en Ingeniería Química, volví a mi gran pasión: la viña y el vino. Por eso, estudié Enología a la Universidad de Tarragona, para más tarde trasladarme a California y, posteriormente, a una magnífica bodega en Nueva Zelanda. Mi vida profesional siempre ha estado ligada a la elaboración de vinos, bien sea cerca o lejos de casa.

ESTUDIAR UN MBA: MOTIVACIÓN PERSONAL

Realmente siempre me ha fascinado sentarme y escuchar con atención a personas cultas que tienen una rica experiencia tanto en vivencias personales como en conocimientos profesionales. Quería conseguir una visión mucho más holística de la multinacional en la que trabajaba: entender como los grandes líderes son capaces de gestionar equipos, la motivación, la comunicación, etc. A nivel personal, además, y para ser sincera, quería recuperar aquella poción rejuvenecedora que te inyectan en el cuerpo cuando eres estudiante.

ESTUDIAR UN MBA: MOTIVACIÓN PROFESIONAL

Durante mi baja por maternidad, me ofrecieron llevar la dirección de la bodega. Este cambio implicaba salir de la técnica y gestionar decisiones más de negocio. En ese momento, vi que necesitaba una visión más amplia de la compañía: finanzas, marketing, comercial, estrategia comercial… De esta forma, si entendía mejor los otros departamentos, sería capaz de mejorar en mi trabajo. Estoy convencida de que una visión global nos ayuda a tomar las decisiones acertadas.

Finalmente, fueron dos los motivos que me ayudaron a decidir estudiar un MBA. El reto: querer conseguir aquello que me había propuesto. Y la ayuda: en el ámbito personal, mi familia supo suplir mi ausencia cuando necesitaba horas para el MBA y, en el ámbito profesional, mis responsables me acompañaron en el proceso, me daban ánimos y me ayudaban en todo lo que necesitaba. Sin duda, formábamos un gran equipo.

ESTUDIAR UN MBA EN LA SALLE CAMPUS BARCELONA-URL

Me decanté por el Executive MBA La Salle-URL por haber puesto el foco en la gestión de personas dentro de una empresa, por tener la parte técnica y emocional, y por saber combinar la teoría con asignaturas vivenciales.

Lo que más me llamó la atención fueron los grandes profesionales que me encontré, que estaban comprometidos en explicar cómo ellos entendían el “business” y querían que aquel know-how se transfiriera.

MI EXPERIENCIA

Describiría mi aventura como la satisfacción personal del sacrificio… Se podría comparar con la experiencia de sacarte el carnet de conducir, una carrera universitaria, una maratón… La experiencia no sería tan positiva si no hubiera sufrido al despertarme los domingos a las cinco de la mañana para leerme un caso, o si no hubiera sentido los nervios de llegar a clase sin haber tenido tiempo de leerme el reto que íbamos a trabajar ese día. Todo el MBA ha sido una experiencia muy positiva porque lo supe disfrutar y combinar con mi vida personal. Si tuviera que definir con pocas palabras la experiencia, sin lugar a dudas, sería: dormir poco, visión holística y grandes profesionales.

Mi virginidad de las finanzas con Jorge Galiana, la energía incansable de Valentí Camps de marketing y el torbellino emocional de las habilidades directivas de Jordi Molla ha sido lo que más me ha marcado y anhelado a mejorar día a día. Y eso que siempre he sido una persona que me cuestionaba mucho las cosas, pero el MBA me ha dado herramientas para hacerlo aún más y mejor.

Tras cursar el MBA en La Salle-URL, tengo claro que me ha abierto nuevos focos de visión empresarial que para mí estaban escondidos. Ahora mi concepto de empresa es totalmente distinto a la visión técnica que tenía antes, y no sólo aplico los conocimientos aprendidos en mi vida profesional, también están presentes en mi vida privada.

Elisabet Figueras 3CONSEJOS A FUTUROS ESTUDIANTES

Les diría que disfrutasen de todas las horas para que puedan nutrirse de grandes profesionales, tanto los que exponen como tus compañeros. En el día a día, todos tenemos la oportunidad de enriquecernos con ejemplos de otras empresas o formas de actuar, pero en el EMBA son píldoras concentradas de conocimiento. Por eso, tienes que estar muy atento a todo lo que sucede a nuestro alrededor, ya que la riqueza que adquieres, si la disfrutas y la integras, es a una velocidad exponencial.

EMBA DIGITAL LEADERS EN LA SALLE-URL

Para mí, un digital leader es mi hijo de 4 años que es capaz de entender cómo se gestionan los recursos a una velocidad increíble. Es creativo, sabe utilizar la comunicación para convencernos de que lo que está viendo por la TV es esencial; sabe estar atento a diferentes estímulos cuando el abuelo está contento o su padre hace la cena; utiliza el error para encontrar un nuevo camino para el éxito y no se ofusca más de dos segundos en el fracaso; tiene la capacidad de relacionar datos o diferentes estímulos que aparentemente no tienen sinergias; utiliza perfectamente la habilidad empática y pide las cosas cuando y a quien toca; hace funcionar la participación de sus amigos cuando juega al fútbol; la inocencia de su hermana pequeña o la experiencia de la abuela, sabe buscar los recursos en quien mejor hace las cosas para formar el mejor y más potente equipo y lo mejor de todo es que todo esto lo hace de forma innata e inconsciente.

 

About the author  ⁄ lasalle2017

No Comments