felicidad“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito” decía Albert Schweitzer y parece que el tiempo le ha dado la razón.

Cada vez son más las empresas que apuestan y priorizan la felicidad de sus empleados, y es que mantenerlos contentos hace que rindan más. Según un estudio del IOpener Institute de Oxford los trabajadores que se sienten contentos y cómodos en el trabajo permanecen el doble de tiempo en sus tareas al contrario que los empleados que no son felices en sus empresas.

Y cada día son más las que los prefieren así. Os explicamos las principales razones:

Hasta un 65% más de energía y una mayor vinculación con la empresa. Ésa es la radiografía de un empleado feliz según el IOpener Institute de Oxford. Y estos empleados son cada vez más apreciados por las compañías, hasta el punto de que crecen día a día las que deciden medir la felicidad de sus trabajadores. Tiene lógica: un trabajador contento y feliz dentro de una empresa es amable, sabe trabajar en equipo y antepone los intereses de los compañeros a los suyos. Todo esto lleva a un estado de ánimo clave para la evolución y mejora de la empresa: el optimismo. Una actitud que permite al trabajador establecerse metas y mantener la determinación de alcanzarlas.

Pero… ¿Qué tiene que hacer la empresa para mantener feliz a su empleado? Algo tan sencillo como cambiar su manera de trabajar, apostar por cosas tan sencillas como la flexibilidad de horarios o la posibilidad de trabajar a distancia.

Pero ocurre lo que ocurre: que no todas las empresas están decididas a tomar ese camino. Prefieren mantener el estilo tradicional y tener controlado a su empleado sentado en la silla de siempre con el horario de siempre. Se trata de empresas cuyo equipo directivo no creen en que un trabajador feliz vaya a rendir más o menos cuando está sujeto a un sueldo, y por lo tanto, lo mismo le da cómo trabaje con tal de ganárselo. Sin ponerse a pensar que actitudes como ésas son las que impiden el desarrollo de un marco que permita al trabajador conseguir la felicidad que necesita para trabajar como quisiera. Y al final esas empresas son las que más pierden. Sólo tienen que comprobarlo y examinar los números de las que sí apuestan por esos cambios, por permitir que sus trabajadores sean más felices a la hora de trabajar.

A día de hoy son varias las empresas que ya han diseñado una cultura empresarial entorno a la felicidad de sus empleados y van demostrando una innovación en capital humano con grandes resultados a largo plazo.

 

Read More →