El International MBA despega hacia San Francisco

¡Los alumnos del International MBA de La Salle BCN ya tienen las maletas preparadas para viajar a San Francisco! El Máster MBA International incluye un stage intensivo de 2 semanas en California. La Salle BCN demuestra, por tanto, su implicación con las Escuelas de Negocios americanas, cobrando especial protagonismo el hecho de realizar los últimos créditos del Máster en EEUU. 

Durante dos fines de semana, los alumnos del Máster MBA realizarán sesiones intensivas, favoreciendo el contacto personal y el trabajo en grupo en formato outdoor. Este tipo de actividades permiten trabajar el desarrollo de habilidades directivas y favorecen el networking. En la agenda prevista también encontramos visitas organizadas a empresas de Sillicon Valley como las multinacionales Hewlett Packard o Cisco. Así como la visita al banco estadounidense, Wells Fargo Bank.

Por otro lado, además de asistir a diversas conferencias sobre innovación, emprendeduría y gestión, y trabajar en grupo en el Business Plan, los participantes podrán disfrutar de toda una experiencia en el campus norteamericano. De hecho… ¡Hasta uno de nuestros estudiantes participará en el Maratón de San Francisco!

El sábado 21 de julio, a las 5 de la mañana, los alumnos del International MBA ponen rumbo al St. Mary’s College. El Máster MBA, además de este stage de 2 semanas en EEUU, incluye un stage opcional en la Fudan University de Shangai. ¿Y tú, quieres vivir una experiencia internacional durante tu Máster MBA? ¡Infórmate aquí!

 

Read More →

¡Convierte tu proyecto de Máster MBA en una startup!

Las empresas de base tecnológica son la esperanza de recuperación del país. Actualmente, no podemos vivir del ladrillo ni podemos aspirar a competir con China en abundancia de mano de obra barata, por lo tanto, nuestra mejor opción es invertir en empresas tecnológicas y en formación que combine tecnología y gestión.

Las empresas tecnológicas que presentan un perfil competitivo e innovador son las que mejor afrontan la crisis. Su estructura organizativa y de recursos humanos, así como sus políticas de gestión financieras y su capacidad tecnológica y de innovación aguantan mejor el empuje de la economía. 

El MBA de La Salle BCN también es para emprendedores, para gente con visión e iniciativa y para directivos dispuestos a trabajar en startups. De hecho, una de las asignaturas que tiene más peso dentro del Máster MBA es el Business Plan, en el cual los estudiantes tienen que organizarse en grupos y establecer los principales hitos para conseguir los objetivos marcados. ¡Nuestros estudiantes del Máster MBA tienen suerte porque pueden trasladar estos conocimientos a una empresa real

El parque de Innovación La Salle Technova lleva a cabo iniciativas como 3 Day Startup, en la que los estudiantes tienen que crear empresas tecnológicas en 3 días. ¡Toda una oportunidad para aplicar el Business Plan!

En La Salle BCN, por tanto, los conocimientos no se quedan en las aulas. ¡Tú también puedes llevar adelante tu proyecto, si quieres más información sobre el Máster MBA de La Salle BCN, entra aquí!

Read More →

Productividad sin miedo: la mejor receta de recursos humanos

El miedo a perder el puesto de trabajo no mejora la productividad. Como mucho, puede ayudar en un momento puntual, pero a medio y largo plazo tiene consecuencias nefastas. Los empleados que se sienten amenazados rinden menos, enferman más y son menos creativos. En cambio la confianza, la autonomía y el elogio por el trabajo bien hecho pueden hacer milagros. Juan F. Arza, profesor de MBA en La Salle Campus Barcelona, desmonta la falacia del palo y la zanahoria en su artículo Cómo mantener la motivación en tiempos difíciles, publicado en el diario Expansión:

Muchos trabajadores se sienten decepcionados y frustrados por la reacción de sus empresas y directivos ante la crisis. Creen que están pagando los platos rotos de una mala gestión y de una baja calidad directiva.

Por otro lado, muchos directivos creen que las buenas prácticas de gestión de personas deben quedar aparcadas porque no tienen sentido en el contexto actual. Si no pueden recurrir a la retribución u otros incentivos materiales para recompensar el desempeño, ¿cómo van poder motivar a sus trabajadores? ¡Pueden conformarse con conservar el empleo!

Unos y otros tienen parte de razón. La crisis ha dejado al descubierto nuestras vergüenzas y ha limitado nuestro margen de acción.

Pero debemos adaptarnos rápidamente a la nueva situación y mirar al futuro. Mantener o recuperar la motivación en las actuales circunstancias no es sólo pensamiento bienintencionado, sino también un imperativo para la sostenibilidad de los negocios. El miedo puede mantenernos despiertos y activos en el corto plazo, pero en el medio y largo plazo genera reacciones contraproducentes y acaba por paralizarnos. Hablemos entonces de algunas formas de superar el miedo y de mejorar la motivación.

Una buena estrategia de motivación debe partir de un análisis realista de nuestras posibilidades. En las situaciones adversas sobreviven aquellos que evalúan con objetividad sus opciones e intentan aprovecharlas al máximo. Debemos dejar de lamentarnos o de buscar soluciones mágicas. Fijemos objetivos claros y alcanzables, acordémoslos entre todos, y pongámonos a trabajar con paciencia y constancia por los mismos.

Nunca como ahora ha sido tan importante fomentar la innovación, y ésta depende básicamente de las personas. Innovar no es sólo inventar un producto o tecnología novedosos y disruptivos, sino también mejorar gradualmente nuestros procesos para lograr más calidad y ser más eficientes. Si los empleados sienten que sus contribuciones son importantes y que pueden influir en su entorno positivamente, su desempeño mejorará y también lo hará su capacidad para innovar. Demos pues autonomía y confianza a las personas para que se sientan propietarias de su trabajo y de sus resultados.

Si no podemos reconocer el trabajo bien hecho con dinero, hagámoslo de otra manera. No menospreciemos el valor del reconocimiento, del elogio sincero y de la valoración genuina de las capacidades de nuestros colaboradores.

Otra característica de los supervivientes es su habilidad para utilizar los recursos que tienen a su alcance de forma creativa. La mayoría de políticas y buenas prácticas de RRHH no requieren de grandes inversiones, sino de una acertada visión estratégica y de voluntad decidida de implantarlas. En este sentido, un concepto clave en nuestro futuro es el de “flexibilidad”: en la organización del trabajo, en las condiciones laborales, en la retribución… En lugar de lamentarnos por lo que no podemos hacer debemos comenzar a centrarnos en lo que sí podemos hacer.

A los escépticos, permítanme hacerles una pregunta: ¿acaso tenemos algo que perder?

 

Juan Francisco Arza es experto en recursos humanos y profesor de Dirección de Personas en el International MBA de La Salle Campus Barcelona. Además, también es socio fundador de Arza & Legazpi, consultoría de dirección, gestión y desarrollo de personas.

Read More →

¿Es la peor crisis económica por la que hemos pasado?

Tenemos la sensación que la situación económica que vive el país es la peor por la que ha atravesado. A pesar de los agoreros, si la comparamos con otras anteriores, hemos evolucionado y hay aspectos positivos que podríamos destacar. El profesor de Finanzas del International MBA de La Salle BCN, Jorge Galiana, nos explica las diferencias que hay entre la crisi actual con otras situaciones de debilidad económica del pasado.

En el artículo Nuestros abuelos emigraron sin Erasmus, publicado en La Vanguardia, Galiana nos da su punto de vista y nos transmite pequeñas dosis de positivismo. Reproducimos este artículo del profesor del Máster MBA de La Salle BCN, en el que podréis ver otra visión menos apocalíptica de la crisis: 

Nunca habíamos visto tantos libros de economía en los escaparates. Ni secciones sepia tan abultadas en los diarios. Tampoco recuerdo a tantos compañeros economistas pronosticando desastres en la radio y la televisión. Voy a comenzar manifestando que considero positivo que la economía se divulgue. Sólo pongo una objeción: no entiendo porqué las noticias económicas han de ser apocalípticas para verse reflejadas en los medios. No soy un “hippie” de la economía, pero hay aspectos que convendría resaltar.

En las crisis de la década de los 70, la inflación llegó a bordear un IPC del 30%. Los políticos no supieron enfrentarse a una situación de estanflación y la “desindustrialización” en España fue terrible. En la crisis de principios de los 90 nuestra economía padeció tres devaluaciones; la tasa de paro era superior a la actual; la población ocupada no llegaba a los trece millones; se pagaba la deuda pública a unos tipos de interés muy superiores a los actuales y el conjunto de la deuda suponía un porcentaje del PIB muy superior al actual.

Hoy aunque el número de parados escandaliza y duele (5.639.500 personas),  estamos trabajando en nuestro país unos 17.433.000 ocupados. La propensión exportadora siga creciendo (porcentaje de las exportaciones sobre nuestro PIB). ¿Por qué ningún apóstol del apocalipsis comenta que nuestra economía está ganando peso en el comercio mundial? Perdido el recurso a las devaluaciones competitivas, nuestras empresas ganan pulso, buscan clientes fuera de nuestras fronteras. Y aumenta el número de empresarios, ahora llamados emprendedores, Freud sabrá el porqué.

Inyectémonos una pequeña dosis de optimismo. Visionemos en la red el discurso de Fuentes Quintana en 1977. Ni miente, ni disimula y los problemas de toda índole que afrontaba nuestro país eran mucho mayores que los actuales. Resulta un cóctel delicioso de realismo, nostalgia y envidia.

Si todos vaticinamos que Grecia abandonará el Euro, España será intervenida y el sistema financiero entrará en quiebra (cosas absolutamente inciertas a fecha de hoy), el futuro resultará más negro. Y sí, conviene explicarles a nuestros jóvenes que cuando sus abuelos emigraban en los años 50, se iban con una maleta de madera y un contrato de trabajo bajo el brazo, dispuestos a trabajar duro y a levantar la economía de su familia. Ninguno de ellos iba de “Erasmus”. Afortunadamente, nuestro país ha cambiado mucho, a pesar de los agoreros.

En La Salle BCN, nuestros alumnos de Máster MBA aprenden a valorar la realidad teniendo en cuenta diversos puntos de vista. Esto les permite ponderar y extraer sus propias conclusiones. Jorge Galiana, profesor del International MBA de La Salle BCN, nos da la visión más positiva. Si quieres conocer más sobre nuestros programas de Máster, inscríbete en la próxima Sesión Informativa de Másters (esta tarde a las 20h)

Jorge Galiana es Profesor titular del departamento de Contabilidad y Finanzas de los programas de Máster MBA de La Salle BCN, donde imparte las asignaturas de Contabilidad Financiera, Contabilidad Analítica, Corporate Finance y Managerial Finance.

Read More →

La crisis: ¿buscar culpables o hacernos responsables?

¿La crisis es culpa solamente de los políticos, las constructoras y los bancos? ¿O también los ciudadanos de a pie hemos puesto nuestro granito de arena? Para Jordi Molla, profesor del International MBA de La Salle BCN, la responsabilidad de lo sucedido es más compartida de lo que parece a simple vista.

Molla expresa brillantemente su punto de vista en el artículo Yo también soy culpable de la crisis, publicado recientemente en el diario La Vanguardia y en el blog MBA 360º. Es un artículo valiente, no exento de polémica, que nos invita a mirar la paja en nuestro ojo además de la viga en los ojos ajenos. Lo reproducimos aquí para que nos deis vuestra opinión.

En situaciones de crisis como la actual, el ser humano (es decir, usted y yo) dispone de la capacidad de buscar en los demás aquello que amenaza con destruir su bienestar, su futuro y el futuro de las próximas generaciones de su especie. Una vez finaliza su búsqueda, concentra toda su energía en su dedo índice para señalar a aquellos sobre quienes debe caer el peso de la ley y de la conciencia colectiva.

Pero claro, aquellos que han sido señalados como culpables de toda esta crisis también son seres humanos y, por tanto, también tienen la capacidad de buscar en los demás la responsabilidad de haber causado esta crisis.

De modo que nuestra especie (es decir usted, yo y los demás) tiende a buscar a los responsables de sus propios males en los demás y por ello, en resumidas cuentas, ningún ser humano se responsabiliza de nada. Esa es otra capacidad que poseemos todos los seres humanos: la no autoinculpación. ¿Acaso aparece usted en su lista de responsables de la crisis? ¿Cree que hay alguien que se incluye a sí mismo en la lista de responsables? Yo tampoco aparezco en la mía.

Por otra parte, estará de acuerdo conmigo que, ni usted ni yo, estamos contribuyendo a que esta crisis siga y empeore. No, claro que no. Nosotros no tenemos nada que ver. Son otros los que con sus decisiones o su pasividad están degradando esta situación. Son los demás.

Está claro que no podemos dejar de pensar igual que piensa un ser humano pero, a pesar de ello, le propongo que ahora piense en cómo podríamos contribuir, usted y yo, no los demás, para que la situación deje de empeorar e incluso mejore.

Supongamos en el mejor de los casos que los dos disponemos de empleo. Nos podríamos preguntar, entre muchas otras cuestiones, si en el puesto de trabajo que ocupamos nuestra productividad es óptima y plantearse lo siguiente: ¿No cree que a veces dedica demasiado tiempo a aquello que más le gusta y deja para mañana lo que menos le apetece? ¿No cree que acabaría antes una tarea si dispusiera de menos tiempo? ¿No cree que debería dejar de asistir a determinadas reuniones que no son útiles? ¿No cree que llega tarde por no haberse planificado mejor? ¿No cree que debe empezar a reeducar con nuevos hábitos a aquellos que le interrumpen a discreción? ¿No cree que la presión y el estrés le hacen apagar fuegos de forma constante y que por ello está creando colaboradores con una gran dependencia de usted? ¿Quiere que siga?

Si usted y yo señalamos a los responsables de esta crisis, pero no mejoramos nuestra productividad, de alguna forma estamos contribuyendo a que la situación no mejore.

Quizás ahora está pensando que mejorar su productividad no servirá de mucho y menos aún para crear empleo. Quizás piense que hasta que no cambie la gobernanza mundial o se fijen límites al neoliberalismo, todo seguirá empeorando. Si es así, es que en el fondo acaba de ser vencido por su propia naturaleza de ser humano y piensa que la solución está en manos de los demás.

 

¿Qué podemos hacer nosotros para mejorar nuestra propia productividad y la competitividad de nuestra empresa? ¿Qué lecciones podemos aprender de estos tiempos difíciles? Jordi Molla es uno de los docentes que puede ayudarnos a encontrar la salida a la crisis. ¡Inscríbete en la próxima Sesión Informativa de Másters (miércoles 11 de julio a las 20h) y descubre lo que el International MBA de La Salle BCN puede hacer por tu carrera!

Jordi Molla Calaf, experto en psicología clínica y empresarial, es profesor de Habilidades Directivas en el International MBA de La Salle Campus Barcelona. Además es uno de los socios fundadores de la consultoría de recursos humanos ASSEP.

 

Read More →